Salud

Cómo Hacer que el Ejercicio sea un Hábito

Imagina ir al gimnasio por primera vez. Se siente genial terminar un entrenamiento tan duro y comer sano todo al mismo tiempo. Ese día suena muy motivador, pero ¿durará? A medida que pasan los días, empiezas a sentirte vago y cansado. Hacer ejercicio se ha convertido en una tarea ardua. La parte más difícil de comer sano y hacer ejercicio es hacerlo un hábito diario. Los beneficios del ejercicio son que puede aumentar su confianza, aumentar los niveles de energía, mejorar el sueño, promover la felicidad, reducir el riesgo de enfermedades crónicas y mejorar la función cerebral. Si comienza a comer mejor y hace ejercicio, dormirá mejor, se despertará más temprano, lo que puede ayudarlo a hacer más trabajo y alcanzar sus metas. Es por eso que es importante hacer ejercicio diariamente. Para hacer eso, necesitarías hacer un hábito de eso.

Emocionado de ir al gimnasio

Antes de ir al gimnasio, es importante tener la mentalidad correcta. Mira el espejo, inspírate y motívate para tener un buen entrenamiento. Cree que vas a cambiar tu vida y tu salud para mejor. Si puede mantener un alto nivel de emoción todos los días, mantener una rutina saludable sería muy fácil. Si no te entusiasma el gimnasio, puede ser difícil ir todos los días. Eventualmente, se convertiría en una tarea ardua, y terminarás no yendo.

Cómo emocionarse

Primero, debe escribir sus objetivos. Haz tus objetivos lo más específicos posible. ¿Quieres ser más fuerte o verte mejor? ¿Quieres sentirte bien? ¿O quieres verte bien en bikini? Luego, busque una imagen de una persona o modelo que desee que su cuerpo emule. Después de eso, escucha un podcast de ejercicio o un discurso de motivación. Ve a YouTube y mira un video o blog de entrenamiento escrito por personas inspiradoras. Esto te inspirará a ser mejor y tener el control. Rodéate de una vida saludable y personas positivas para transformar tu mente, cuerpo y alma en un ser mejor.

Encuentra el engranaje perfecto

Es importante encontrar ropa de entrenamiento que le quede perfectamente y se vea bien en usted. Durante su entrenamiento, estará mirando un espejo para verificar su forma. Si usa ropa que se ve cómoda, tiene más confianza y está dispuesto a esforzarse durante el entrenamiento. También es una buena idea invertir en algunos engranajes de alta calidad porque no quiere preocuparse por rasgar sus pantalones durante una sentadilla.

Siempre puedes comenzar en casa

Si no se siente cómodo haciendo ejercicio en público, siempre puede comenzar en casa. Hay muchos videos, videos de YouTube, videos de yoga, o cualquier cosa que pueda educarte durante el proceso de entrenamiento. Si vas al gimnasio, ten en cuenta que todos se concentran en sí mismos durante el entrenamiento. Eso significa que nadie notará que estás fuera de forma. Si no está seguro de qué hacer, siempre puede preguntar al miembro del personal u otra persona cercana. Muchos gimnasios tienen entrenadores personales que están listos para ayudarlo. Puede contratar un entrenador personal para motivarlo y educarlo sobre el equipo que lo rodea. Después de un tiempo, te acostumbrarás a la idea de ejercitarte en público.

El levantamiento de pesas puede darle los mejores resultados.

Comience despacio

Es importante comenzar el entrenamiento lento, algunos estiramientos leves pueden ayudar a evitar lesiones. No se esfuerce demasiado si es la primera vez que se ejercita. No querrás llegar al punto en el que te hayas lastimado y experimentar un dolor insoportable en todo tu cuerpo. Esto puede provocar dolor constante durante semanas y miedo a entrenar. Es normal tener dolor en los músculos, pero no si todo tu cuerpo está gritando. Después de un entrenamiento, es mejor descansar por un día y luego comenzar el proceso de nuevo.

Súbete a ti mismo de la manera correcta

Después de ejercitar por un tiempo, su cuerpo se acostumbrará a la rutina. Será más fácil, es cuando es hora de empujarse a sí mismo. Aquí es donde agrega un poco más de peso o un representante adicional. Quieres salir gritando y sudando porque así es como sabes que estás haciendo un buen ejercicio. Sin embargo, no quieres exagerar hasta el punto en que te lastimes.

Toma fotos de ti mismo

Es difícil ver cualquier mejora o progreso al mirar el espejo. Tómese una foto antes de entrenar y durante toda la semana. De esta manera, cuando miras las imágenes, puedes ver fácilmente el progreso y la mejora. Esto puede ser muy motivador para tu entrenamiento.

Encuentre un compañero de entrenamiento

Es fácil saltarse el día del gimnasio si está solo, pero si tiene que encontrarse con alguien en el gimnasio alrededor de las 5 p.m., es muy probable que esté allí. Trabajar con un compañero puede aumentar su confianza y ayudarlo a mantenerse constante al ir al gimnasio. Además, ir al gimnasio con un amigo eliminará la vergüenza de tratar de descubrir el equipamiento del gimnasio. Asegúrese de que su pareja sea solidaria, motivadora y determinada a alcanzar sus metas como usted.

Únete a un desafío

Si está luchando por encontrar un compañero, ¿por qué no unirse a un desafío? Puede encontrar desafíos en Facebook u otros lugares en línea. Por ejemplo, hay un grupo de Facebook que atiende a trotar todos los martes y jueves. Esto puede ser muy motivador porque estás en un grupo de personas que están inspiradas para estar saludables.

Enamorarse

Una vez que haga ejercicio y tenga hábitos de vida saludables, se enamorará. Te preguntarás por qué no has hecho esto en el pasado. Todo en tu vida será más positivo. Si estás cansado del gimnasio, considera cambiar tu rutina. Pruebe una clase de ejercicios, vaya de excursión, practique yoga o cualquier actividad que se le ocurra. Lo importante es mantenerse activo y no darse por vencido.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *